Curiosidades

8 gastos deducibles para tu declaración de renta 2018

Posted by on Abr 16, 2018 in Curiosidades |
Warning: count(): Parameter must be an array or an object that implements Countable in /homepages/21/d279810573/htdocs/gesdecomdenia/wp-includes/class-wp-comment-query.php on line 405
Comentarios desactivados en 8 gastos deducibles para tu declaración de renta 2018

8 gastos deducibles para tu declaración de renta 2018

Ya ha comenzado la campaña para hacer la declaración de la Renta por los rendimientos generados en 2017, y con ella, la oportunidad de obtener las deducciones pertinentes. ¿Tienes una vivienda en alquiler y has obtenido ingresos por ella? Debes declarar la propiedad de la vivienda tanto como los rendimientos obtenidos gracias al alquiler de la misma. Pero, no todo es negativo, ya que puedes obtener unas importantes deducciones derivadas de los gastos: un 60% de reducción sobre la cantidad resultante de restar los gastos generados a los ingresos obtenidos. Declaración de la Renta 2017-2018 La campaña de la renta comenzó el pasado 4 de abril con fecha límite hasta el 2 de julio, ya puedes hacer el borrador por internet. El 8 de mayo se podrá pedir cita previa para realizar el trámite de manera presencial en una oficina de la Agencia Tributaria. Desde el año pasado se puede hacer la declaración a través de internet gracias al programa PADRE, que facilita la obtención del borrador y su posterior declaración. En principio todos los ciudadanos están obligados a presentarla, pero hay algunas excepciones según los ingresos, en principio están exentos todos aquellos que hayan ganado menos de 22.000 euros anuales de un mismo pagador. Aunque, en el caso de las ganancias por el alquiler hay que declarar siempre todos los ingresos. Gastos deducibles para la declaración de renta 2018 Como comentábamos, puedes obtener importantes deducciones sobre los gastos. Aunque, como siempre, estos gastos deberán estar justificados. Hay algunos alquileres que no están incluidos en las deducciones como el turístico, vacacional o por temporadas. El alquiler a estudiante sí se incluye, porque tal y como informa Elena Sanz, experta inmobiliaria de ”El Confidencial”: «La Agencia Tributaria entiende que, por ejemplo, de septiembre a junio es un periodo lo suficientemente amplio para no ser entendido por un arrendamiento de temporada». Los gastos deducibles en la declaración por alquiler son los siguientes: Intereses hipotecarios: todo interés derivado de los préstamos, capitales ajenos para la mejora e inversión en la vivienda. En definitiva, los intereses generados de toda financiación podrán tener deducciones de hasta un 60%. Tasas estatales: Se incluye toda tasa estatal y tributos que no tengan carácter sancionador. ¿Un ejemplo? IBI, tasa de basuras, alumbrado, las tasas por limpieza, vado, gastos de comunidad, etc. Gastos de formalización: Tal y como informa Sanz «Estos incluyen los gastos de formalización del arrendamiento, subarriendo, cesión o constitución de derechos y los de defensa de carácter jurídico relativos a esto». Gastos por la conservación y reparación de la vivienda: Se incluye toda obra de conservación y reparación que sea importante para el correcto uso y disfrute de la vivienda. Los arreglos de las instalaciones, pintura y arreglo o sustitución de elementos importantes para el funcionamiento y habitabilidad de la vivienda. Seguro del hogar, tanto privado como de responsabilidad civil. Gastos de los suministros: Tales como luz, agua o gas, entre otros. Para ello el inmueble debe ser de uso habitual. Saldos cuyo cobro es dudoso: El arrendador debe declarar esos no-ingresos como ingresos, a pesar de no haberlos cobrado. En caso de existir una demanda de desahucio por impago, no se necesita un periodo impositivo, ya que la misma demanda sirve como prueba de dudoso cobro. Amortización del inmueble: Para que la amortización cumpla el requisito de efectividad no debe exceder la aplicación del 3% sobre el mayor de los valores ”coste de adquisición satisfecho o el valor catastral, sin incluir el valor del suelo”. Los documentos necesarios para solicitar las deducciones son todos aquellos justificantes de los gastos: recibos, facturas y justificantes bancarios tanto como judiciales. Es importante guardar bien estos documentos, ya que de otra manera no se pueden demostrar los gastos ante Hacienda. La deducción que se...

Read More

La mediación aplicada a la resolución de conflictos en las comunidades

Posted by on Ene 9, 2018 in Curiosidades |
Warning: count(): Parameter must be an array or an object that implements Countable in /homepages/21/d279810573/htdocs/gesdecomdenia/wp-includes/class-wp-comment-query.php on line 405
Comentarios desactivados en La mediación aplicada a la resolución de conflictos en las comunidades

La mediación aplicada a la resolución de conflictos en las comunidades

La mediación como método alternativo al proceso judicial en la resolución de conflictos en las comunidades de propietarios Como todos sabemos, la convivencia entre vecinos no siempre es fácil ni pacífica. Es habitual la existencia de conflictos en las comunidades de propietarios, derivados de las reclamaciones vecinales, situaciones de morosidad, problemas de convivencia, desahucios, ruidos, mascotas, malos olores, impugnación de acuerdos y en general aquellos conflictos que surgen por razones de vecindad. Así pues, múltiples son los motivos que generan desencuentros, y múltiples las consecuencias que llevan al deterioro de estas relaciones que, en muchas ocasiones, terminan alterando y entorpeciendo la convivencia entre el resto del vecindario o comunidad. Cuanto más se prolongue el conflicto más complicada será la convivencia y más difícil la gestión del Administrador de Fincas. Supondrá un mayor coste económico de gestión y resolución que requerirá recursos adicionales de tiempo y dinero que deberían destinarse a otras cuestiones más necesarias. Es de la máxima importancia que puedan alcanzarse soluciones a estos conflictos rápidamente y de manera satisfactoria. De no resolverse así, pueden ser tan difíciles de gestionar que se haga necesario acudir a los tribunales. En la situación actual donde la justicia está desbordada, ésto supondría un alargamiento de los contenciosos en el tiempo. Y con él, un aumento exponencial de su coste económico. Para evitar los largos y costosos procedimientos judiciales se puede utilizar la mediación como método alternativo para la resolución de conflictos en las comunidades. Es esencial un diagnóstico precoz de la situación por parte del Administrador. Esto permitiría contar con la colaboración de un mediador que es un profesional experto en la resolución eficaz de conflictos. La mediación es un procedimiento de resolución de conflictos sencillo pero muy efectivo, mediante el cual las partes son las protagonistas de la solución alcanzada, asumiendo el control de la propia situación, siendo responsables de sus decisiones y de cómo llevar adelante el acuerdo alcanzado. En el Título II de la Ley de Mediación, se establece que es un proceso voluntario, flexible, confidencial y participativo. Está dirigido por un profesional que ayuda a las partes implicadas a llegar a acuerdos de forma constructiva y beneficiosa para todos, potenciando su capacidad de diálogo y comunicación. Los mediadores tienen un modo de actuar muy flexible, que se adapta a las particularidades de cada caso. Necesariamente tienen que ser neutrales e imparciales, y mantener la confidencialidad de todas sus sesiones. De hecho, los participantes en una mesa de mediación se comprometen por escrito a mantener la confidencialidad de sus deliberaciones. El acuerdo alcanzado vincula a las partes a su cumplimiento, tiene validez jurídica, y puede elevarse a escritura pública. Ventajas de la mediación en la resolución de conflictos en las comunidades Las ventajas de la mediación respecto del procedimiento judicial, en la resolución de conflictos en las comunidades, son las siguientes: Descongestiona la carga de trabajo de los órganos judiciales. Ahorro económico frente a la vía de la instancia judicial. Tiempo, ya que los problemas comunitarios se solucionan más rápidamente, sin alargarse en el tiempo. Previene que el conflicto vaya a más. Mayor agilidad y confidencialidad en el proceso. Mayor cumplimiento de los acuerdos al ser las partes quienes deciden el acuerdo íntegramente. Suele ser una solución duradera. Mayor flexibilidad procedimental. Mejora las relaciones entre las personas y favorece su continuidad en el futuro. Al buscar la cooperación de las partes, se alcanza un acuerdo satisfactorio para ambas. El papel del administrador en la mediación para resolver los conflictos en las comunidades Cada vez es más importante para el Administrador tener capacidad de gestionar los conflictos comunitarios de...

Read More